19 jul. 2011

Para conocerse, jugando


Los que saben de prevención están claros, hoy en día, en que el terror no lleva a ninguna parte y que la exagerada presentación de las consecuencias que podría tener en los jóvenes, por ejemplo, el uso de drogas ilícitas no va a evitar que los jóvenes dejen de meterse drogas ilícitas. La clave es informar sobre cómo son realmente las cosas y cuáles pueden ser los efectos comprados que las cosas pueden tener en las personas. Así, esta "guía del ano" (realizada por DIDESEX y CENSIDA de México) no es sólo útil para que los hombres conozcamos mejor nuestro cuerpo y dominemos sus zonas susceptibles de estimulación, sino una clara demostración, para quienes lo ponen en duda, de que el placer y la profilaxis no están para nada reñidos.

Tu ano a tres caídas (así se llama la guía) está llena de información interesante puesta en un lenguaje directo, de forma lo suficientemente ilustrativa como para que no hayan confusiones de ningún tipo y tomando en cuenta la realidad de una gran parte de la población (como el recurrente uso de drogas antes y durante del sexo y la renuencia de algunas personas a usar preservativos), sin tabúes y sin eufemismos. Además contiene consejos prácticos que bien podría producir risa en algunos, pero que seguramente le serán de utilidad a los recién iniciados (por ejemplo, no meterse una botella o cosas de madera), y también presenta una serie de ejercicios tanto para cuidarse en salud como para aumentar el placer sexual en el hombre. Es probable que, como todo manual, tanto aclara como oscurece, marcando pautas y simplificando lo complejo de la realidad; sin embargo, la iniciativa es muy válida y útil sobre todo (pero no exclusivamente) para los hombres gais que no cuentan con medios de información que les digan las cosas tal y como son.

(Vía UNAF)

No hay comentarios:

Publicar un comentario