23 ene. 2014

Sobre la crítica

[...] Cuando las ideas y las prácticas reales de los individuos se pierden detrás de las batallas de los gigantes ideológicos, la teoría y la práctica se desafilan, se consumen totalmente para ajustarse a las diversas construcciones ideológicas que representan los bandos de esta batalla. Las afinidades y las diferencias reales se eclipsan por la necesidad de adherirse a un bando en estos falsos debates. E, indudablemente, somos instados a tomar partido por uno de los bandos, incluso cuando no encontramos llamativa ninguna de las opciones y más bien simplemente sigamos nuestro propio camino creando nuestros proyectos de revuelta como queramos. Y, por supuesto, solo distanciándonos de los falsos debates podremos volver a entrar en la interacción crítica real con aquellos que deseen rechazar conscientemente los métodos para evitar el debate real.


[Willful Disobedience]

2 comentarios:

  1. Al fin leo algo interesante sobre el debate politico en que estamos inmersos inevitablemente. Desmontar las construcciones ideologicas aprendidas es la verdadera revolucion. Creo en una revolucion de las ideas preconcebidas, cuestionando todo lo que "sabemos" y hemos heredado, la premisa es dudar.
    Felicitaciones! hacen mucha falta espacios como este.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Muchas gracias por el comentario. Saludos

      Eliminar